Frutos Evergreen

 

¿Sabes por qué la educación es una de las invaluables herencias que les puedes dejar a tus hijos?

 

Una de las gratificaciones más grandes que puede recibir una familia es ver cómo su hijo construye su propio camino. Un proceso en donde la formación en casa y la escolaridad juegan un rol fundamental puesto que es durante este tiempo cuando los estudiantes van despertando esa pasión que les mueve, y a la que le apostarán de por vida.

En este largo y cuidadoso proceso se debe trabajar con dedicación, brindado la orientación y los recursos necesarios para que sean nuestros jóvenes quienes encuentren su vocación, y cuando llegue el momento de elegir sus carreras profesionales, tomen la decisión que los llevará por el camino de la felicidad. Tal es el caso de nuestra egresada 2017 Diana Donneys, con quien quisimos abrir este espacio que les estará presentando historias de vida escritas en Evergreen School:

¿Cuál es tu proyecto de vida?

D.D: Buscar cada día más conocimiento y no quedarme con lo que alguna vez aprendí. Quiero plasmar ese conocimiento de algún modo dentro de la sociedad y me gustaría que se dejara de ignorar a las personas que no poseen recursos. Realmente quiero participar en proyectos humanitarios y de esa manera aprender acerca de la sociedad. No me importa si conozco lugares terroríficos llenos de inequidades, sin recursos y  sin posibilidades. Sé que Colombia no es el único país con situaciones difíciles. La idea es ayudar a las personas que más lo necesiten.

¿Qué estudias y qué te motivó a hacerlo?  

D.D: Estudio Medicina en la Universidad Nacional de Colombia y lo que me motivó a escoger esta carrera fueron los programas acerca de procesos quirúrgicos y casos médicos pocos comunes que veía por televisión. Puedo recordar en especial, un día que estaba con mi familia un documental acerca de enfermedades cardíacas y cirugías a corazón abierto. En el programa mostraban como un equipo de doctores abría el pecho de una persona mientras se explicaba el funcionamiento del 

corazón, viendo claramente su palpitar. Ese momento quedó marcado en mi memoria con un sentimiento de emoción junto con un incesante deseo de llegarme a ver haciendo un procedimiento de esos algún día.

¿Consideras que el colegio tuvo algo que ver en la construcción de tu proyecto de vida?

D.D: Sí claro, el colegio tuvo que ver en la construcción de este proyecto. Gracias a la ayuda de los profesores y mis compañeros, me guiaron por medio de conversaciones, consejos y proyectos vocacionales.  Esto me permitió salir de importantes dudas de lo que haría con mi vida. En el mundo hay muchas personas que necesitan ayuda y realmente me gustaría ser alguien que ayudé a otros en situaciones de necesidad.

¿El colegio logró formarte como un ser humano integral?

D.D: Sí, gracias a mis profesores y con la formación que me brindó la institución siento que he llegado a ser una persona integral. Sin embargo, aún tengo aspectos para mejorar y trabajar, esto lo haré basado en los valores que me enseñó mi familia y la institución educativa donde crecí. Para mí el colegio fue uno de los principales elementos influyentes en mi crecimiento personal tanto desde lo académico como desde lo comportamental.

Si pudieras definir en una frase tu experiencia como estudiante graduada del Liceo Cambridge (ahora Evegreen School), ¿cuál sería?

D.D: No dar por hecho lo que se obtiene al primer intento, siempre que se dé un poco más será posible lograr algo aún mejor.

Cuando encontramos experiencias de vida como la de Diana, reafirmamos nuestra convicción de que se educa para la vida y no solo para obtener resultados académicos. Así mismo, nos sentimos aún más comprometidos frente al reto de educar para el siglo XXI: formar personas que tengan vocación de servicio y que sus logros personales y profesionales impacten positivamente nuestra sociedad.

 

 

 

 

 

 

 

< Previous Next >