RECOMENDACIONES Y MEDIDAS GENERALES DEL PROTOCOLO DE BIOSEGURIDAD 2020 - 2021

RECOMENDACIONES Y MEDIDAS GENERALES DEL PROTOCOLO DE BIOSEGURIDAD 2020 - 2021

 

Introducción

El presente artículo resume las recomendaciones para la comunidad de EVERGREEN SCHOOL que buscan mitigar el riesgo de contagio del COVID-19 y al mismo tiempo el desarrollo de las clases de manera presencial en un esquema de alternancia. Las recomendaciones aquí descritas son un resumen de las recomendaciones que representan  la mejor evidencia científica que hasta el momento, han emitido las entidades de salud nacionales e internacionales frente a la situación de pandemia del COVID 19, las cuales pueden ser modificadas o cambiadas, de acuerdo a cómo evolucionen los avances científicos o las disposiciones oficiales. 

Recomendaciones generales

Las recomendaciones generales para la mitigación del riesgo del COVID-19 se centran en las siguientes medidas: A) constante lavado o desinfección de manos. B) Correcto uso de elementos de protección personal (tapabocas- careta o gafas) C) Distanciamiento social ( de 1 a 2 metros) D) Espacios con buena ventilación. C) Limpieza y desinfección de espacios, objetos y  superficies. En atención a esto todas las medidas que estructura el protocolo de bioseguridad buscan garantizar durante todo el tiempo el cumplimiento de estas recomendaciones de parte de todos los miembros de la comunidad en todos los espacios de interacción, como lo es el colegio, el transporte, los hogares, y cualquier otro sitio que pueda ser visitado por algún miembro de la comunidad. Ahora bien, estas recomendaciones están dadas de primera mano bajo el concepto del autocuidado, centrándose en el cuidado que debe tener cada miembro de la comunidad para protegerse a sí mismo y proteger al otro.

  • Flujos de personas: Para tener un mayor control del flujo de las personas, y poder garantizar con ello el cumplimiento de la medida de distanciamiento físico requerido para la mitigación del riesgo de contagio del virus, se establecerán grupos de personas, 8 a 15 miembros, de acuerdo a su perfil de riesgo, para que durante la jornada presencial que se de en el colegio, solo tengan interacción entre ellos. De forma que pueda darse de manera rápida y fácil un cerco epidemiológico en caso de presentarse un caso, y con ello evitar la propagación del virus en la comunidad. Es este sentido se planearán y definirán turnos escalonados por jornada para descansos, refrigerios, almuerzo, ingresos y salidas; al igual que  los desplazamientos de empleados y estudiantes, de manera que se evitan aglomeraciones y que se puedan mantener áreas específicas por clúster.  
  • Espacios y zonas comunes: El control de los flujos de personas y la asignación de clusters es fundamental para el manejo de espacios y zonas comunes, ya que el uso de estos espacios debe ser de forma planeada, ordenada y delimitada, por representar un riesgo importante para la transmisión del virus. Estos espacios contarán con estaciones de higienización de manos en puntos claves como escaleras, pasillos, ingresos principales edificios y salones. Estar lo más ventiladas posible, y deberá realizar limpieza y desinfección constante de elementos de alto contacto.  Contar con información sobre las medidas de prevención frente al virus.
  • Transporte escolar: En las primeras fases, el transporte debe utilizarse máximo al 50% de su capacidad. Las personas se deben sentar en sillas demarcadas para mantener el distanciamiento físico, guardando espacios vacíos a los lados (mínimo un metro). Al ingreso del vehículo cada persona debe utilizar gel antibacterial, demostrar que realizó el reporte de síntomas o realizar el reporte en ese momento, y se debe realizar toma y registro de la temperatura. Quien presente una temperatura mayor a 37.5 grados centígrados o que reporte/presente síntomas relacionados con COVID-19, no podrá ingresar al vehículo. Toda persona debe utilizar tapabocas de manera adecuada en todo momento dentro del vehículo. El vehículo deberá ser abordado llenando las sillas permitidas de atrás hacia adelante, para evitar que quienes transiten por los pasillos entren en contacto con personas que se encuentren sentadas. En lo posible, se mantendrán las ventanas abiertas, verificando que no haya riesgo de accidentes para los alumnos, especialmente los menores. Antes de usar el vehículo o después de cada turno se realizará un proceso de desinfección, haciendo énfasis en las superficies con las que entran en contacto los usuarios (sillas, manijas ventanas, cinturón de seguridad).

Elementos de protección personal y uniforme

  • Elementos de protección personal: En cumplimiento con las normas establecidas por el Gobierno para la atención y prevención de la propagación del virus, toda la comunidad escolar deberá utilizar tapabocas. La única excepción a esta norma está dada para los estudiantes de preescolar, que no tienen que usar tapabocas dentro de su salón de clase, pero sí deben usarlo tanto en la ruta como en los desplazamientos que se den de un espacio a otro dentro del colegio. El personal del colegio que en razón a su función deban romper el distanciamiento físico, o tener contacto con muchas personas, deberá utilizar además del tapabocas  gafas o careta. Puntualmente para las maestras de preescolar y de la primaria baja deberán usar además de los elementos antes enunciados una bata o uniforme antifluidos.

  • Uniforme: Los uniformes deberán lavarse después de su uso, esto mismo aplica para los tapabocas y demás elementos de protección personal reutilizable. En las primeras fases sólo se hará uso de la sudadera del colegio. Se recomienda eliminar del uniforme piezas adicionales decorativas, que puedan ser un foco de infección.

Limpieza y desinfección

La limpieza y desinfección juegan un papel muy importante, en atención a ello, se aumentará la frecuencia, de estas actividades de acuerdo al uso de los espacios, haciendo especial énfasis en las superficies de alto contacto como manijas de las puertas, barandillas, interruptores de luz, botones de ascensores, mesón de recepción, entre otros.